logo web
logo sello apa web
Idioma

APA, Asociación Española de Puertas Automáticas se incorpora al desarrollo de la Economía del bien Común

Fecha: 31-07-2020

APA, Asociación Española de Fabricantes de Puertas Automáticas, se incorpora al desarrollo y fomento de la Economía del Bien Común, siguiendo el Dictamen del Comité Económico y Social Europeo. APA participará y contribuirá desde su Grupo de trabajo creado ad hoc con el nombre GT Economía del Bien Común (GT EBC). ENLACE AL DICTAMEN DEL CESE.

El GT Economía del Bien Común de APA se vinculará con las asociaciones, entidades, administraciones públicas, empresas, Universidades, entidades financieras, emprendedores, etc., en el ámbito de las CCAA, nacional, de las regiones europeas, europeo e internacional. Con las que compartir sinergias y emprendimiento. A destacar entre otras:

- Asociación Federal Española para el Fomento de la Economía del Bien Común. 

- Con las asociaciones españolas, europeas y latinoamericanas de la Economía del bien Común.

- Con la Asociación Internacional para el Fomento de la Economía del Bien Común constituida en Viena en Julio de 2011. 

- Con la Cátedra Economía del Bien Común de la Universidad de Valencia. 

- Con la Universidad de Barcelona y la Cátedra de Economía del Bien Común presentada en la UNESCO. 

- Con los grupos locales europeos de la EBC (Economía del Bien Común). Solo en Alemania se han creado 30 grupos locales.

- Con los programas de gobierno que han introducido o están introduciendo la Economía del Bien Común, en los ámbitos regionales y nacionales. Por ejemplo, el Estado de Baden-Württemberg, Alemania, cuya capital es Stuttgart, y la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos y Trabajo de la Generalitat Valenciana.

ASOCIACIÓN VALENCIANA PARA EL FOMENTO DE LA ECONOMÍA DEL BIEN COMÚN

Para facilitar y mantener la eficiencia en la participación a nivel nacional e internacional, y por estar la sede de APA ubicada en la ciudad de Valencia, la Asociación Española de Fabricantes de Puertas Automáticas, como asociación nacional, se coordinará con el resto de las asociaciones EBC desde la asociación AVEBC, Associació Valenciana Ecomomía del Bé Comú, incorporándose como sector productivo de las puertas automáticas.

En el Estado español, actualmente la EBC cuenta con asociaciones en Andalucía, Cataluña, País Vasco, Comunidad Valenciana y Canarias.

¿QUÉ PROPONE LA ECONOMÍA DEL BIEN COMÚN?

La economía del bien común (EBC) propone un nuevo modelo económico sostenible sobre la base de valores esenciales como la solidaridad, la dignidad humana, la justicia social, la sostenibilidad medioambiental, la transparencia y la participación democrática. Este modelo, ideado a finales de 2011 por el profesor austríaco Christian Felder, ha seguido construyéndose de manera conjunta mediante un proceso de participación ciudadana y, en pocos años, ya está presente en la mayoría de los países de la Unión Europea, contando con el respaldo y apoyo de todos los sectores de la sociedad.

Por todo lo anterior, la Economía del Bien Común se presenta como un modelo práctico cuyo fomento y promoción por parte de la Comisión Europea contribuye a la transición hacia una economía inteligente e inclusiva capaz de generar efectos reales sobre el terreno y recuperar la confianza de los actores del mercado en el sistema (desde la producción hasta el consumo), con el fin último de reforzar la cohesión económica y social en Europa.

DICTAMEN INICIATIVA COMITÉ SOCIAL Y ECONÓMICO EUROPEO

El 19 de febrero de 2015, de conformidad con el artículo 29, apartado 2, de su Reglamento interno, el Comité Económico y Social Europeo decidió elaborar un dictamen de iniciativa sobre el tema: La Economía del Bien Común: un modelo económico sostenible orientado a la cohesión social.

En su 510º pleno de los días 16 y 17 de septiembre 2015 (sesión del 17 de septiembre), el Comité Económico y Social Europeo aprobó, con un sí abrumador, con 144 votos a favor, 13 en contra y 11 abstenciones, el dictamen publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea el 15 de enero del 2016. En su apartado conclusiones y recomendaciones, manifiesta:

1.1. El CESE (Comité Económico y Social Europeo) considera que el modelo de la Economía del Bien Común (EBC) está concebido para incluirse en el marco jurídico europeo y nacional con el fin de avanzar hacia un mercado único europeo a través de una economía más ética basada en los valores europeos y los logros de las políticas de responsabilidad social, creando además sinergias encaminadas a su refuerzo.

1.2. La Economía del Bien Común es un enfoque holístico cuyos conceptos están cerca de los valores fundamentales de la Economía Social, la Economía Circular, la Economía Participativa, la Economía de la Funcionalidad, la Economía Basada en los Recursos y la Economía Azul.

1.3. La Economía del Bien común se apoya en las organizaciones de la sociedad civil, las empresas y las universidades, y se considera un modelo viable que refuerza los valores europeos y la cohesión social, a la vez que fomenta un sistema económico responsable. De hecho, la EBC cuenta con el respaldo de más de cien grupos locales, cerca de dos mil empresas y diversas organizaciones sociales.

1.4. En consonancia con la Estrategia Europa 2020, propone la transición hacia un «mercado europeo ético» que promoverá la innovación social, elevará la tasa de empleo y será beneficioso para el medio ambiente. El «mercado europeo ético» podrá construirse mediante la aplicación de varias estrategias:

1.4.1. Indicadores del bienestar y el desarrollo social más allá del PIB como el Producto del Bien Común y los Balances del Bien Común.

1.4.2. La elaboración de políticas destinadas a reconocer a las empresas que contribuyen en mayor medida al bien común, como la contratación pública ética y la promoción del comercio interior ético.

1.4.3. Promover el comercio exterior ético, como la «marca Europa». De esta forma, Europa allanará el camino para obtener un reconocimiento como un mercado ético, y las empresas europeas liderarán el mercado mundial ético y contribuirán a la promoción de los derechos humanos, las normas laborales y la protección del medio ambiente en todo el mundo.

1.4.4. Animar a todos los tipos de emprendedores que creen organizaciones con el objetivo de contribuir al bien común.

1.4.5. Fomentar el consumo ético y la sensibilización entre los consumidores europeos

1.4.6. Aumentar la diversidad del ecosistema financiero promoviendo redes de bancos éticos y mercados de valores en toda la UE.

1.5. El CESE exige a la Comisión Europea que, en el marco de la estrategia renovada de RSE, lleve a cabo un salto cualitativo que recompense –en términos de contratación pública, acceso a los mercados exteriores, ventajas fiscales, etc.– a aquellas empresas que puedan demostrar un mayor rendimiento ético.

Ver noticia en PA ediciones: APA, Asociación Española de Puertas Automáticas se incorpora al desarrollo de la Economía del bien Común